Colón (America)

Cristóbal Colón, un gallego universal
Pedro Álvarez de Sotomayor conocido por "Pedro Madruga"conde de caminha pudo ser su identidad.

Los forenses e historiadores aún siguen investigando si sus restos son los que están enterrados en Sevilla (España) o en Santo Domingo (República Dominicana).

Para saberlo, varios científicos están contrastando el ADN de unos pocos huesos encontrados en ambas ciudades con los de don Cristóbal Colón de Carvajal y Maroto (Almirante de la Armada, XVII Duque de Veragua y de La Vega, Almirante de la Mar Océana, Adelantado Mayor de las Indias, Marqués de Águilafuente y Grande de España) su descendiente más actual.

Si aún persiste el misterio sobre dónde está enterrado el Descubridor de América, el de su nacimiento podría haberse desvelado en un trabajo que condensa medio siglo de investigaciones sobre el origen del Descubridor.

Alfonso Philippot, historiador y capitán de la Marina Mercante, es el autor del libro canónico “La identidad de Cristóbal Colón”, prologado, precisamente, por el actual Cristóbal Colón cuyo ADN dirá dónde reposa su antepasado.

El Duque de Veragua dice que Philippot "es acreedor del más profundo respeto de todos cuantos, como él, hemos dedicado muchas horas de paciente lectura a un personaje histórico tan apasionante”.

Y el propio prologuista explica que el marino-historiador expone la sorprendente y creíble tesis de que Colón era en realidad el gallego don Pedro Madruga de Soutomaior, Señor de Soutomaior (Pontevedra – Galicia), noble que fue perdonado por los Reyes Católicos y no ejecutado por sus revueltas palaciegas, que navegó con el apellido Colón, el de uno de sus antepasados genoveses, un marino establecido en Pontevedra.

La tesis se desarrolla en 745 páginas, 200 fotografías y documentos, casi todos inéditos, planos geográficos y 110 árboles genealógicos.

Según esta teoría tan bien estructurada y analizada, Cristóbal Colón sería pontevedrés de Poio y toda su vida, costumbres, lengua, firmas y heráldica estarían explicadas por su pertenencia a la Casa de los Soutomaior. La investigación de Philippot es fascinante.

Como dice el actual Duque de Veragua, descendiente directo de Cristóbal Colón, la teoría Philippot es la más creíble, redonda y elegante que hay sobre su origen y nacimiento. El resto de las teorías que circulan, la genovesa o la catalana, presentan huecos y lagunas irrecuperables y fallos insalvables.

Para saber quién era Cristóbal Colón necesitamos antes conocer cómo era Colón.

La popularidad universal del personaje no evita que sepamos muy poco sobre él.

A través de las propias palabras del descubridor, de la documentación existente, de los testimonios de algunos cronistas, podemos marcar un perfil del personaje solamente basándonos en datos constatados y no cuestionados.
..................................................................................................................................................................
Retrato de Cristóbal Colón y Pedro.

- Sabemos, para empezar por un dato que conozcas, que Colón era un experto navegante.

- También sabemos que era amigo personal del rey João II de Potugal. Se entrevistó con él en varias ocasiones y existe una carta en la que el rey se refiere a Colón como "nuestro especial amigo".

- Sabemos que leía y escribía en latín y castellano, y que tenía una gran base teológica, como demostró en varias cartas a los Reyes Católicos o en el "Libro de las Profecías", lo que prueba que había recibido una sólida formación religiosa.

- Sabemos que estaba relacionado con lo más granado de la nobleza en Castilla y Portugal.

- Sabemos que convenció a los Reyes de su proyecto utilizando planos e información procedentes de Portugal.

- Sabemos, por declaraciones del propio Colón que tenía experiencia militar.

- Sabemos que, según sus propias palabras, dejó tierras, mujer e hijos al desplazarse a Castilla para servir a los Reyes Católicos.

Solamente Pedro Madruga, de entre los personajes de no ficción que presentan las distintas tesis sobre el origen de Colón responde a este perfil que revelaria la verdadera identidad del descubridor Español

..............................................................................................................................................................
Relacción geográfica de Colon y Pedro.

Alessandro Geraldini, amigo y protector de Colón, afirma que el descubridor estuvo en Galicia antes del descubrimiento en su obra "Itinerario por las regiones subequinocciales".

Muchos son los datos que relacionan a Colón con Pontevedra, y particularmente con el lugar de Porto Santo, en Poio.

- Porto Santo era el único lugar del Universo en el existía el apellido Colón en el siglo XV.

- El único festivo que declaró Colón durante los siete meses que duró el viaje de descubrimiento fue el 18 de diciembre de 1492, en honor a la Virgen de la O;  que es patrona de Pontevedra.

- Cerca de un centenar de lugares descubiertos por Colón en América fueron bautizados por él con nombres de la toponimia de Galicia, entre ellos Porto Santo, San Salvador, Lanzada, Río Miño, Río Xallas, Isla de Gracia (antiguo nombre de la Isla de Tambo), Arenal, Piedras Negras....

- La nao "Santa María", llamada originalmente "La Gallega" fue construida en Pontevedra

- Colón utilizaba vocablos exclusivos de la lengua gallega en sus escritos, como "vento", "dixo", "longura", o "despois", y así hasta 300!!!!

- La familia Sotomayor era propietaria de tierras colindantes con las de la familia Colón y una de esas fincas fue vendida por un descendiente directo de Colón, duque de Veragua, afirmando haberla recibido por herencia de sus padres.

- En la Basílica de Santa María en Pontevedra se encuentra una capilla con la siguiente inscripción: "Los del cerco de Juan Nieto y Juan de Colón hicieron esta Capilla".

Así pues, Colón y Sotomayor coinciden en lugar geografico y puede que fuesen la misma persona.
...................................................................................................................................................................
Otros datos historicos que hacen pensar que Colon y Pedro son la misma persona.
 
- Pedro Madruga, como Colón, era un experto navegante, amigo del Rey de Portugal, con formación eclesiástica, conocimientos de latín, gran experiencia militar y relaciones entre la nobleza de Castilla y Portugal. Cuando se trasladó a Castilla, como Colón, dejó tierras mujer e hijos.

- Pedro Madruga desapareció misteriosamente en las mismas fechas en que Colón entraba en escena. Las distintas versiones sobre su supuesta muerte son confusas y contradictorias, por lo que muchos autores hablan de desaparición, y no muerte.

-Existen varios documentos referidos a Pedro Madruga fechados hasta veinte años después de su desaparición.

-Colón intercedió ante los Reyes en favor de un hijo de Pedro Madruga.

- Tres hijos de Pedro Madruga se llamaban Cristóbal, Diego y Hernando, los dos hijos de Colón, por cierto, también se llamaban Diego y Hernando.

- Ya a principios del siglo XVI, Francesillo de Zúñiga relacionó a Colón con Pedro Madruga

- Las relaciones entre las familias Colón y Sotomayor comenzaron en vida del descubridor y se prolongaron durante siglos.

- La primera sepultura de Colón, en Valladolid, se situó en la misma iglesia en la que estaba enterrado Fernán Yáñez, Padre de Pedro Madruga.

- Su segundo enterramiento, en Sevilla, fue también junto al túmulo de unos primos de Pedro Madruga.

- Un hijo de Pedro Madruga, llamado Cristóbal de Sotomayor, se le conoce todavía hoy en Puerto Rico como Cristóbal Colón de Sotomayor.

- Este Cristóbal Colón de Sotomayor era amigo íntimo de Diego y Hernando, los hijos de Colón, sus hermanos en realidad.

- Diego Colón, según documento guardado en el Archivo de Indias, quitó cien esclavos a otro castellano para dárselos a un Sotomayor.

- En la "Crónica de Francesillo de Zúñiga" escrita pocos años después de la muerte de Colón se afirma que Diego de Sotomayor, hijo también de Pedro Madruga, "parece hijo bastardo de Colón, el almirante de Indias".

- El primer obispo de Santo Domingo, amigo y protector de Colón sitúa al descubridor en Galicia antes del descubrimiento.

-Colón estaba relacionado con la Orden de Alcántara, muy vinculada desde tiempo inmemorial a la familia Sotomayor.

-En el monasterio de Guadalupe, por cuya Virgen sentía especial devoción el navegante tenía gran influencia la familia Sotomayor, algunos de cuyos miembros eran frailes en dicho monasteio.

-En otro monasterio, en este caso el de Las Cuevas, en Sevilla, en el que Colón residió algunas temporadas, eran patrocinadores destacados la familia de Per Afán, primos de Pedro Madruga.

- Existe una carta en el archivo de indias de los reyes Católicos al doctor Puebla, embajador en Londres, recomendando a Cristóbal de Sotomayor, hijo de Pedro Madruga, conde de Caminha.

- Cristóbal de Sotomayor era hijo de Pedro Madruga, nuestro Cristóbal Colón. Bajo las órdenes de Ponce de León fue el primer colonizador de Puerto Rico, y el mayor propietario de la isla. Gozó de más privilegios y posesiones que su propio Capitán. Allí fundó dos villas, bautizadas una como Távora (en honor de su madre, Teresa de Távora, condesa de Caminha, o Camiña) y como Sotomayor la otra. Allí vivió además una historia de amor, la primera documentada entre un caballero de Castilla y una indígena. Murieron asesinados los enamorados por el hermano de la indígena, un cacique receloso (con razón receloso).


- A éste Cristóbal de Sotomayor se le conoce aún hoy en Puerto Rico como Cristóbal "Colón" de Sotomayor, como podemos comprobar si nos detenemos unos segundos en la lectura de la web oficial del Gobierno Municipal de la Aguada, nombre actual de la antigua Villa de Sotomayor:

"En los años 1508-1510, Ponce de León ordenó a su lugarteniente, Don Cristobal Colón de Sotomayor, fundar la segunda población de la isla en la región de el Puerto de los Pozos de la Aguada de Colón."

Los motivos por los que a un hijo de Pedro Álvarez de Sotomayor se le da el apellido Colón son obvios para quienes sostenemos que el tal Pedro Álvarez y Colón eran una misma persona. A fin de cuentas, de otro hijo de Pedro Madruga, llamado Diego de Sotomayor, dijo Francesillo de Zúñiga a principios del siglo XVI: "Parece hijo bastardo de Colón, el Almirante de Indias". Por tanto, tenemos ya a dos hijos de Pedro Madruga de quienes se sostiene que eran hijos de Colón.

Sabemos que los Colón pontevedreses eran de Poio, y sabemos, tal como demostró Don Celso García de la Riega en los orígenes de la tesis del Colón Gallego, que la familia Sotomayor era propietaria de una finca colindante con la de la familia Colón.

Para los curiosos, les aconsejamos que busquen una foto del escudo de Poio y  el de Puerto Rico, primer escudo de América, que data de los años en que la isla fue colonizada por Cristóbal "Colón" de Sotomayor. Aprecien las semejanzas.

Los incrédulos pueden ir al enlace de la página oficial del Municipio de Aguada, lugar llamado originalmente Villa de Sotomayor. Si buscamos leeremos con nuestros propios ojos cómo al hijo de Pedro Madruga le dan el apellido del descubridor de América.

Nombres de unas 80 localidades de la ría de Pontevedra fueron usados por Colón para bautizar a los nuevos asentamietnos del nuevo mundo.
....................................................................................................................................................................
Paralelismo de Colón y Pedro
Hace pensar que era la misma persona.

1. Don Pedro de Soutomaior, primer conde de Camiña, nació en 1432.
1.Según el testimonio de sus coetáneos, Cristóbal Colón, nació entre 1430 y 1436.

2. Su familia fue noble y en algún tiempo rica.
2. De acuerdo con su hilo Hernando y el padre Las Casas, Colón procedía de sangre ilustre.

3. Entre sus antepasados se encuentran cuatro almirantes.
3. “Yo no soy el primer almirante de mi familia”, decía Colón.

4. Su padre biológico -Feman Eanes de Soutomaior~ era un importante armador de Pontevedra que ostentaba la Capitanía de Naos.
4. El trato o manera de vivir de sus mayores fue el de mercaderías por la mar.

5. Sus conocimientos del latín y de las Sagradas Escrituras, se remontan a sus años de semi­narista. en Santo Domingo de Tui, entre 1.440 y 1446.
5. Dice el barón de Humboldt que sus rudimentarios conocimientos de latín debió
apren­derlos en la niñez, ‘como monaguillo de alguna oscura feligresía”.

6. Era familiar del Gran Cardenal de Toledo, D. Pedro González de Mendoza y el padre Deza, prior del convento de San Esteban de Salamanca.
6. “En sólo el Cardenal halló acogimiento”, dice Oviedo. En una carta a su hijo Diego, le pide el Almirante que visite al P. Deza y le recuerde “su primer amor fraterno”.

7. El 1446, una vez liberado de la tutela de Fray Esteban de Soutelo, “cambió los libros por la espada”, dice L. Ferreiro. Yen 1469 regresó a Galicia después de veintitrés años de ausencia.
7. “Yo he andado veintitrés años en la mar...”, le cuenta a los reyes. “Habiendo en sus tiernos años aprendido los principios de doctrina -señala el P. Las Casas- cuando ya fue mancebo pasó a Lisboa y se dió al arte de la mar”. - - -

8. Entre sus deudos figuran los Diáguez de Funes, “caballeros de la banda”. Uno de los emble­mas más antiguos de su familia ostenta el león rampante de los Soutomaior de Galicia y Portugal. (Sepulcro de Alvaro Páez en la Catedral de Tui)
8. Las armas de los Diáguez, “caballeros de conquista”, como él les llama, figuran en la punta de su escudo. Y en el segundo cuartel, un león rampando de verde sobre campoblanco.

9. Durante el periodo comprendido entre 1460 y 1463, debió enrolarse como mercenario con Juan de Lorena, adiestrándose en el manejo de las armas de fuego que más tarde utilizó en Galicia.
9. De veintiocho años comencé a servir,,.” Después de la muerte de Alfonso Y de Aragón, la Corona de Nápoles fue disputada por Juan de Lorena. “La naturaleza brillante de tal empresa, atraía a los audaces espiritus de aquellos tiempos. La nobleza y la caballería, los soldados de fortuna los recios corsarios. Los osados aventureros, los ansiosos mercenarios

10. “El tratado de paz entre los reyes de Portugal y de Castilla, concertado en 1479, quebrantó al conde de Camiña que tuvo que retirarse a Portugal.”
10 “Por volta de 1479 chega a Lisboa um navegador on comerciante chamado Cristováo Colombo Da sua origem quase tudo se ignora.”

11. Hacia 1482 surgen sus primeras desavenencias conyugales, como consecuencia de las ges­tiones de su esposa -Teresa de Távora- cerca de los Reyes de Castilla para trasjDasarle a su primogénito el señorío de Galicia.
11. La mayoría de sus biógrafos afirman que el hijo habido en Felipa Muñiz, nació en 1482, si bien ya tenía otros de quienes -como él dice- jamás volvió a ocuparse.

12 Durante su exilio (1479-1486), mantuvo una intensa relación con sus parientes portugueses como Pedro Correa, primo de su mujer. Capitán donatario de la isla Graciosa y ex- Gobernador de Porto Santo.
12 “El trato íntimo y frecuente entre los dos cuñados (Pedro Correa estaba casado con Elena Perestrello, media hermana de Felipa Muñiz) debió ser causa de que se comuni­casen mutuamente sus observaciones sobre los descubrimientos...”

l3 Primo segundo de su esposa fue tambien Diego de Azámbuja, Gobernador General de la Mina entre 1481 y 1483.
13 “Debió ser en una carabela rumbo a Mina, mientras se construía el castillo, cuando Colón llevó a cabo su viaje a la costa de Guinea, hacia 1483.”

14. Los señores de Soutomaior eran primos dell marqués de Villareal, D. Pedro de Meneses, de quien proceden los duques de Camiña.
14 Este frio y cauteloso discurso del Obispo de Ceuta ante la junta de Lisboa, lastimé el orgullo nacional de Pedro de Meneses y arrancó de él una elevada y patriotica res­puesta , favorable al proyecto de Colón.”

15 El martes lOde enero de 1486, después de otorgar testamento en Refojos, “el conde se fue para la Corte -que a la sazón se hallaba en Alcalá de Henares- y habló a sus grandes parien­tes que tenía en Castilla, con el fin de obtener el perdón de los reyes”.
15. “Yo vine a les servir que son siete años agora, a veynte días de henero este mismo mes...” (Nota del Almirante correspondiente al 14 de enero de 1493. Dice Juan Manzano qu.e aqnel 20 de enero de 1486 cayó en viernes, día de la semana señalado para las audiencias reales.)

16 El 18 de febrero de 1486, los Reyes Católicos nombraron a Don Alvaro -primogénito del conde- administrador de las fortalezas que eran de su padre, y relevaron del juramento de pléito-homenaje a Pedro Falcón, alcaide del Castillo de Soutomaior.
16 Dice Juan Manzano que después de esta entrevista con los reyes, “comenzó para Colón el largo y doloroso calvario al que tantas veces alude en sus escritos. Colón .... nota que por momentos el ambiente de la corte se le enrarece, que todos le vuelven la espalda”

l7 La desaparición de Pedro de Soutomaior en Alba de Tormes (Salamanca) se produjo el 11 de abril de 1486.
17. “La encomienda del asunto colombino a fray Hernando de Talavera -señala D. Juan Manzano- tuvo lugar a últimos de febrero de 1486” A partir de esta fecha nada vuelve a saberse de Cristóbal Colón -como si se lo hubiese tragado la tierra- hasta el mes de noviembre, en que se reúne la Junta de Salamanca para estudiar su proyecto.

18. Su influencia en la corte lusitana, se remonta al reinado de Alfonso V. En las “horas bajas”, privado ya de su hacienda, recuerda Vasco da Ponte que D. Pedro visitaba de vez en cuan­do al Rey de Portugal, “y éste siempre le daba algo”.
18. Hacia el mes de diciembre de 1487, Colón le escribe a Juan II desde Sevilla, solicitan­do su permiso para volver a Portugal. La respuesta del Rey está fechada eu 20 de marzo de 1488, y en ella le trata de “especial amigo”, animándole a regresar: “Tu industria y buen ingénio Nos será necesario

19 La relación familiar del conde de Camiña con los Muñiz y Perestrello -como queda dicho- se produjo a través de su esposa.
19. A su llegada a Lisboa, el 4 de marzo de 1493, salió a recibirle Martín de Noroña, cliam­belán en la corte de Juan II, hijo de Catalina de Távora.

20. En Andalucía tenía grandes parientes. El señorío de Moguer pertenecía a los Portocarrero. Y el de Palos, “por iguales partes”, a las familias Silva y Castañeda, descendientes todos ellos de la Casa de Soutomaior.
20 E1 12 de mayo de 1492, Colón regresó a Palos, “porque allí tenía conocidos y amigos”, dice el P. Las Casas. Hacia el 30 de abril de 1493 hizo su entrada triunfal en Sevilla, dispensándole esta ciudad un apoteósico recibimiento encabezado por el conde de Cifuentes, D. Juan de Silva y Castañeda.

21. Los sangrientos pasajes de la Historia de Galicia, en sus luchas internas, evidencian el odio que se profesaban las familias Fonseca y Soutomaior... El arzobispo de Compostela, D. Alonso de Fonseca, era primo-hermano del Intendente de Indias.
21. El Intendente, D. Juan Rodríguez de Fonseca, fue el enemigo más cruel de Cristóbal Colón y de sus hijos.

22 Don Pedro de Torquemada, padre de Beatriz Enríquez, dice en su testamento que es hijo de Juan Ruíz de Biedma (deudo de la Casa de Soutomaior.) “Los de este alcuño -señala el P. Crespo- señorearon las tierras de Limia, Monterrey y Sotobermud.
22 Las relaciones de D. Hernando Colón con los Soutomaior, se prodigaron a lo largo de toda su vida. En la “Sedacina Totius”, anotó: “Diómelo con la “Suma” de Geber, don Xristóbal de Soutomaior hijo de la condesa de Camiña”

23. D. Pedro de Soutomaior, el Parricida (nieto deI. 1 cond.e de Camiña), huyendo de la policia vaticana, en 1518, se ocultó en un castillo que era propiedad de los Colones.
23. “Pasando yo por Cugureo (Cogoletto) -dice D. Hernando- me informé acerca de dos hermanos Colombo, dueños de aquel castillo y deudos suyos.”

24. La dualidad de su nombre se descubre por I.a abreviatura que sigue a su firma: “Yo,Pedro, conde de Camyña, XFZ (Xristobo Fernández).”
24. La dualidad de su nombre viene confirmada por el testimonio del notable latinista y capellán de los Reyes Católicos, Lucio Marineo Sículo: “Petrum Colonum cun trigin­ta navibus

....................................................................................................................................................................
Estudios Grafológicos

La grafopsicológa Teresa Torres Legarreta quiso comprobar por curiosidad ambas escrituras. Carlos Acuña, presidente de la Asociación de Xenealoxía de Galicia, explica que:

"Teresa Torres era conocedora de la teoría y encontró 25 documentos muy especiales en el Archivo Nacional: son manuscritos de Pedro Madruga, un personaje del que apenas teníamos registros escritos con su letra, que sirvieron de base para el posterior estudio comparativo".

Durante su intervención en las Xornadas de Xenealoxía la perito calígrafo mostró con gráficos y superposiciones de escrituras como las formas de las letras son muy similares en ambos personajes, tantas coincidencias que para muchos son una prueba más de que se trata de la misma persona, muy a pesar de las reservas con las que otros estudiosos observan el tema.

Los organizadores de las jornadas en las que se presentó el estudio indicaron que:

"Es una teoría tan controvertida que a los mismos ponentes les resulta difícil explicarse lo que van encontrando, máxime cuando como en este caso se trata de algo no buscado intencionadamente sino una comprobación, por curiosidad, de lo que sólo se consideraba una suposición."

Carlos Acuña subraya que:

"Las investigaciones de la perito fueron comunicadas a la Universidad de Barcelona y otros expertos calígrafos coinciden en que aparecen todas esas similitudes entre las letras y sus formas."

....................................................................................................................................................................
A la búsqueda del ADN que pruebe que Colón y Madruga son la misma persona
 
Hoy en día todabía no se han finalizado las pruebas de ADN pero se estan promoviendo.
 
La Comisión Gestora Pro-Colón Gallego promueve una campaña de recogida de firmas para pedir la comparación del ADN de los descendientes de la familia Soutomaior y los restos del almirante Cristóbal Colón, exhumados en Catedral de Sevilla por un equipo de la Universidad de Granada, y de su hermano Diego y su hijo. El objetivo es el de establecer una relación que venga a respaldar definitivamente la tesis del origen gallego del descubridor de América. También se ha puesto en marcha una campaña de recogida de firmas en la que podéis participar dejando vuestro nombre y dni en ladespensadecolon@hotmail.es


Pretende que se realicen pruebas de saliva similares a las que se llevaron a cabo para tratar de demostrar, sin éxito, y sin fundamento alguno, el origen catalán o mediterráneo del insigne navegante. Alfonso Philippot, miembro de dicho colectivo, está completamente convencido de que esos análisis verificarán no silo el origen gallego, sino que Pedro Madruga y Colón son la misma persona, como viene sosteniendo desde hace años. Recuerda que ya hace más de cien años, García de la Riega fue el primero en apuntar la tesis de un Colón español y apunta que ahora, él va más allá.

«Mientras no se hagan esos análisis del ADN -explicó el investigador ante los micrófonos de Radio Voz Pontevedra- no podemos decir que tengamos una prueba fehaciente. Pero yo sostengo que ambos personajes son la misma persona basándome en la investigación genealógica y en el estudio individualizado de cada uno de ellos, dándose numerosísimas coincidencias en cuanto a fechas, contactos con personajes y razones que hubo para la ocultación de ese hecho». «Podríamos hablar -añadió- de un secreto de Estado, una ocultación voluntaria de la identidad por parte de los Reyes Católicos».

Sostiene que ese ocultamiento viene precisamente de que Pedro Madruga es un hijo bastardo de la Casa de Soutomaior, de modo que llevaba el apellido de su madre. «El cambio de apellidos se produjo cuando tuvo que huir a Portugal por apoyar a la Beltraneja en lugar de a Isabel en la sucesión del trono de Castilla. Como otros muchos que huyeron a Lisboa, eran renegados y estaban prácticamente condenados a la muerte, por lo que se cambiaron los apellidos».

La citada comisión tiene localizados a muchos descendientes de los Soutomaior por toda España. «Contrariamente a lo que pueda pensarse -indicó el especialista- la mayoría están en Andalucía y en Extremadura, porque esa familia, como otras muchas de la nobleza, participaron en la guerra para expulsar a los árabes y se desplazaron a esas zonas buscando nuevas tierras».
 
Departamento de Medicina Legal de la Universidad de Granada, José Antonio Lorente, transmitió  un mensaje de "moderado optimismo" por los resultados obtenidos hasta el momento en relación a los orígenes de Colón tras analizar 477 muestras de ADN del cromosoma Y de posibles descendientes en España, Francia e Italia.


Sin embargo, según dijo el investigador, que pronunció en Granada la conferencia 'Aportaciones históricas y actuales del ADN', "no se han podido concluir los trabajos" porque "faltan técnicas genéticas" capaces de analizar el ADN del cromosoma Y de hace cinco siglos, por lo que trabaja, junto a otros expertos, en nuevos marcadores que permitan "validar" los experimentos.

Así, según dijo, se ha concluido el estudio de regiones de ADN no codificante del cromosoma Y de un total de 255 muestras de personas de apellido 'Colom' en España y sur de Francia, 113 de apellido 'Colombo' de las regiones del norte de Italia, y 109 muestras correspondientes a "población de referencia" de la zona de Cataluña pero que no se apellidan Colom.

Las 255 muestras de apellido "Colom" de España y sur de Francia se distribuyen del siguiente modo: 125, en Cataluña; 50, en las islas Baleares; 45 en la comunidad valenciana; y 35, del sur de Francia. Las de Italia, recogidas en un proceso coordinado desde la Universidad 'Tor Vergata' de Roma, corresponden a Liguria (47), Lombardía (52) y Piamonte (14).

No se efectuaron pruebas con personas de Portugal y Galicia porque no se solicitaron en su momento.
Pero, como ya señaló, los resultados actuales por comparación del ADN del cromosoma Y de Hernando Colón, hijo del Almirante y cuyo ADN es idéntico al del descubridor, "no permiten diferenciar los orígenes de Cristóbal Colón" tras haber llegado a un punto donde se han empleado al máximo los procedimientos científicos "en uso".

Lorente explicó que los marcadores (o loci) usados en este momento (STRs y SNPs), que son los que la comunidad científica internacional tiene como validados y aceptados, y que por lo tanto son los únicos aplicables con garantías, "no tienen la suficiente capacidad de encuadrar a Cristóbal Colón dentro de un marco geográfico determinado".

Por ello, es necesario, según el investigador, y en ello trabajan desde hace varios meses junto con otros muchos grupos internacionales, desarrollar dos nuevos tipos de marcadores, que serían nuevos SNPs de cromosoma Y que permitan mayor individualización, y mini-STRs para el uso en muestras degradadas y de bajo número de copias (LCN).

"Es importante que se entienda que la cantidad de ADN extraída de los restos de Hernando Colón y de Cristóbal Colón es muy limitada", subrayó Lorente, y que es "responsabilidad" de los investigadores usarla en los análisis "sólo cuando haya garantías científicas de éxito con técnicas validadas y aceptadas universalmente".

El director del estudio sobre Cristóbal Colón matizó que éste es un trabajo científico y por lo tanto es "riguroso" y a la fuerza "lento", por lo que en ningún momento "se van a adelantar conclusiones que no cumplan con los más estrictos criterios científicos, aunque ello origine --como de hecho lo hace-- retraso en la obtención de conclusiones".

En relación al lugar donde descansan los restos mortales de Cristóbal Colón, los estudios ya concluyeron que los huesos que hay en la Catedral de Sevilla son los de Cristóbal Colón. Sin embargo, considerando que en esta tumba no están todos los huesos correspondientes a una persona, sino que sólo hay una parte de los mismos, hay que considerar "muy seriamente" la posibilidad de que haya parte de los restos en otro lugar, muy probablemente en Santo Domingo (República Dominicana), de acuerdo a los traslados que sufrió el cuerpo del Almirante.

Esta no es, sin embargo, una conclusión científica, porque no ha sido posible aún realizar un estudio genético de los restos que se hallan en Santo Domingo, aunque sería "muy interesante" que en un futuro estudio la ciencia pudiese corroborar esta posibilidad, concluyó Lorente.

La sorprendente y creíble tesis de que Colón era en realidad el gallego don Pedro Madruga de Soutomaior, Toma cada día mas fuerza ya que las pruebas de ADN aunque no concluyentes parece que desechan las tesis genovesa y catalana ya que no se han encontrado ningun tipo de coincidencia genética con lo que estas posibilidades son muy remotas. Mientras, por otro lado, no se hicieron pruebas con descendientes de Madruga porque el estudio inicial se empezó para saber donde estaba enterrado y posteriormente se quiso estudiar su posible origen genovés o mediterraneo (catalán) mientras que las solicitudes para estudios de ADN portugues y gallego llegaron tarde y tendrán que esperar... puede que haya que esperar años ya que hay poco ADN y se prefiere esperar a que mejore la tecnica.

En cualqueir caso como dice el actual Duque de Veragua, descendiente directo de Cristóbal Colón, la teoría Philippot es la más creíble, redonda y elegante que hay sobre su origen y nacimiento. El resto de las teorías que circulan, la genovesa, portuguesa o la catalana, presentan huecos y lagunas irrecuperables y fallos insalvables.

Mientras la gallega se ve cada día con mas solidez y sin fisuras. Pero puede que pasen años hasta que se desarrolle una tecnica de ADN que permita aclarar las dudas.
....................................................................................................................................................................

EL SECRETO del cambio de identidad

Es evidente que Colón tenía un secreto y debía mantenerlo bien oculto, para ello realizó un cambio de identidad, que por supuesto era bien sabido por aquellos más cercanos, incluyendo a los Reyes Católicos y a los reyes portugueses Alfonso V y su hijo Joan II.

Aquí reside uno de los enigmas que quedan por descubrir. Muchos apunta que el secreto son los problemas de Pedro con el clero (basta con leer la biografía de Pedro) mientras que otros apunta relaciones de Pedro con los Judíos ya que estamos en una época de gran odio y racismo contra esta raza en una España católica a ultranza inmersa en un fanatismo religioso sin comparacion en la historia de España.

Por otro lado Phillipot ha recogido y ampliado en su libro las teorías del pontevedrés Celso García de la Riega, quien daba a conocer documentos, cuestionados por la Academia de la Historia a principios del siglo XX, que probaban la presencia del apellido Colón en Pontevedra. El capitán de marina mercante e historiador sostiene que Colón era el apellido materno de Pedro Madruga, el hijo bastardo, pero posteriormente reconocido, del noble gallego Fernán Yáñez de Soutomaior. Según asegura, al partir del puerto de Palos, Colón colocó cinco anclas en su escudo lo que significaría que "no era el primer almirante de su familia". El único linaje gallego con tal cantidad de almirantes era el de Soutomaior. La teoría de Philipot sostiene que Madruga dejó sus estudios eclesiásticos para convertirse en marino de la flota de su padre. Tras casarse con una portuguesa, Pedro Madruga pasaría a la historia como defensor de Juana la Beltraneja como aspirante al trono de Castilla, que finalmente quedaría en manos de Isabel la católica. El historiador gallego-italiano cree que fue en este punto cuando Madruga recupera el nombre materno, Cristóbal Colón para no ser perseguido por haber apollado a la Beltraneja. Con el nombre de Colón se presenta ante los Reyes Católicos para convencerlos de que financien su expedición para llegar a Japón navegando hacia Occidente. "La familia Soutomaior tenía en la Corte de Castilla al Cardenal Mendoza, que pudo apoyar a Colón"
...................................................................................................................................................................
BIOGRAFIA de Colón.


Poco se sabe de los primeros años de su vida. Según la biografía oficial su origen fue humilde. 


En el año 1476. siendo tripulante de un barco que naufragó cuando se dirigía a Flandes, quizás atacado por piratas o la flota francesa, salvó su vida casi milagrosamente nadando hacia la costa. Luego de ese episodio se radicó en Lisboa (Portugal) y allí se casó con Felipa Moñiz De Perestrello, cuyo padre se hallaba vinculado a las empresas descubridoras portuguesas quienes por aquel entonces trataban de encontrar un camino alternativo a la ruta por las especias. De alli, que Colón abandona el ámbito comercial, comienza a estudiar matemáticas, cartografía y astronomía, dejándose guiar por las ideas de Toscanelli sobre la esfericidad de la tierra. Era pobre, y para obtener los recursos necesarios, se dirigió a Génova, a Juan II de Portugal, a los Reyes de España y hasta envió a su hermano Bartolomé a la Corte de Enrique VII de Inglaterra y tal vez al rey de Francia.

Muchos piensa que esta primera parte de la Biografía de Colón no es acertada porque realmente hasta 1486 se hacía llamar Pedro Álvarez de Soutomaior que es una de las figuras legendarias del medievo gallego; se desconoce su fecha de nacimiento, pero se sabe que fue en Pontevedra mientras que su muerte en extrañas circunstancias se fecha en 1486 en Alba de Tormes. Hasta ahí, la historia oficial de Pedro que adoptaría  una nueva identidad, nada menos que la de Cristóbal Colón.

Siguiendo con la biografía de Colón podemos decir que presentó al rey Juan II de Portugal un proyecto para alcanzar ese destino navegando hacia el occidente ya que al no tener conocimiento de otro continente (América) se pensaba que la ruta sería más corta. Como en Portugal no tuvo buena acogida se presentó en la Corte de Castilla, donde sí fue apoyado.

El descubridor partió de Huelva en 1492 con tres embarcaciones llamadas Santa María, Pinta y Niña. El viaje resultó más largo de lo previsto, debido a la confusión geográfica inicial. En octubre del mismo año, la flotilla alcanzó las tierras de Guanahaní, en las Bahamas, isla que Colón bautizó como San Salvador; después arribaron a las islas Fernandina, Isabela, Santa María, Juana (Cuba) y La Española. En esta última Colón instaló un fuerte y dejó la nao Santa María. Regresó con las otras dos carabelas, que llegaron por separado, una a Galicia y la otra a Lisboa, hecho este que dio origen a una disputa diplomática entre Juan II de Portugal y los Reyes Católicos acerca de los derechos sobre las islas descubiertas.Entre 1493 y 1502 Colón realizó tres viajes más. Primero alcanzó Puerto Rico y Jamaica. En La Española, su fuerte había sido devastado por los indígenas, por lo que hubo de reconstruirlo. Después llegó a la desembocadura del Orinoco, a Trinidad y Venezuela. Por último, descubrió la costa de América Central, a la altura de Panamá, Veragua, Costa Rica y Nicaragua

No obstante, fracasó por completo como gobernador de aquellas tierras.

Cristóbal escribía en 1501: "De muy pequeña edad entré en la mar navegando, e lo he continuado fasta hoy... Ya pasan de cuarenta años que yo voy en este uso. Todo lo que fasta hoy se navega, todo lo he andado".

Se ha creído que el descubridor murió pobre y no fue así, ya que conservó de por vida sus privilegios

Colón quiso que fuese desconocido su origen y patria, así lo afirma su propia hijo Fernando colón y lo evidencia el hecho que se sepa tan poco a este respecto; Colón nunca escribió de puño y letra que el se llamaba Colón ni nada parecido, solo se tiene constancia que firmaba como "El Almirante" después de su famosa firma jeroglífica, en el significado de esta firma se encuentra posiblemente el enigma de su origen y la solución a la causa que provocó este secreto de estado.

Hasta 1485 no tenemos apenas información sobre Colón y lo poco que aparece editado son puras especulaciones. Se desconoce prácticamente todo de su presunta estancia en Portugal, desde la batalla de San Vicente en las costas Portuguesas, se le supone una estancia en Portugal desde 1476 hasta 1485. En 1479 tiene lugar la batalla de San Vicente y para muchos historiadores esta fecha marca la llegada de Colón a Portugal que abandonará este territorio en 1485 para dirigirse al monasterio de la Rábida en Huelva. Por lo tanto el cambio de identidad tuvo que producirse entre 1476 y 1485 aproximadamente.

La tesis gallega resuelve su vida hasta 1476 donde está demostrado que hasta ese momento su identidad era la del noble gallego-portugués, Pedro Álvarez de Sotomayor conocido por "Pedro Madruga" aliado de Alfonso V de Portugal y enemigo de Isabel I de Castilla, noble que fue el azote de las revueltas irmandiñas en Galicia.

De su estancia en Portugal se ha escrito mucho, quizás demasiado y forma parte de los mitos colonianos y mitos colombinos, esta página tiene información no editable, por el momento, facilitada por el arquitecto e historiador portugués Antonio Pedro Sottomayor, quien en su próximo libro reconstruirá prácticamente estos nueve años en Portugal.

...............................................................................................................................................................
El origen gallego.

Es el mas verosimil y el que mas pruebas aporta. Muy por encima de teorias como la portuguesa, genovesa, catalana, etc.

Colón cayó en el olvido ya antes de su muerte hasta por lo menos principios del siglo XVIII, fueron sobre todo historiadores franceses los que recuperaron al personaje y le dieron la importancia que realmente tenía, prueba de ello es el nombre que se le dio al Nuevo Mundo, gracias al oportunismo de Amérigo Vespucci quien se aprovechó de esta circunstancia. Por otro lado los pleitos por la sucesión en el mayorazgo (1578 – 1606) no hicieron otra cosa que aportar más dudas a su vida, motivado por multitud de escritos falsos y adulterados aportados por los litigantes con la única intención de ganar un pleito ciertamente sabroso.

Antes del pleito por unos motivos de sobra conocidos y ocultados por su hijo Hernando y después del mismo por intereses dinásticos, lo cierto es que se crea una nebulosa que llega a nuestros días.

Tantas dudas existían que el municipio de Génova encarga catorce volúmenes entre 1892 y 1896, para así apuntalar la nacionalidad genovesa del almirante, es cuando aparece el “colombo” como solución a tanta desconfianza, mediáticamente resultó efectivo, sin embargo sigue sin encajar nada, siendo un verdadero despropósito, manteniéndose únicamente por una cuestión de fe.

El 20 de diciembre de 1898 Celso García de la Riega pronunció una conferencia en la Sociedad Geográfica de Madrid, donde expuso y fundamentó su teoría acerca de que Colón era español y natural de Pontevedra. Esta conferencia se publicó en el boletín de aquella sociedad, correspondiente al 4.º trimestre de 1898. García de la Riega continuó las investigaciones sobre el tema y en 1914 publicó el libro Colón español, su origen y patria.
En el prólogo de esta obra su autor explica los motivos que lo llevaron a investigar sobre el origen de Colón. Dice:
“ En el año de 1892, mi tío D. Luis de la Riega, correspondiente de la Academia de la Historia, cultísimo escritor y poeta, publicó un notable libro titulado El Rio Lérez, en el que describe las bellezas de la comarca surcada por este río, amenizando la narración con diversos datos históricos y algunas leyendas sobre sucesos y costumbres del país. En sus páginas está el primer móvil de mis investigaciones acerca de los apellidos Colón y Fonterosa: la mención de una escritura de aforamiento hecho a principios del siglo XVI por el Monasterio de Poyo, en las inmediaciones de Pontevedra, a favor de Juan de Colón y su mujer Constanza. En un cartulario, que adquirí en 1879, leí otro aforamiento por el Concejo del mismo pueblo, en 1496, de un terreno al que se designa como uno de sus límites la heredad de Cristobo Colón, en el mismo cartulario aparece otro aforamiento en que consta el nombre de María Fonterosa.”

Así pues, el primer documento, en 1892, con el que se encuentra D. Celso es el aportado por D. Luis de la Riega,  que a su vez lo obtuvo de Telmo Vigo cuando escribía el “Río Lérez”,  este documento es el aforamiento de una finca por parte del  Monasterio de Poio a favor de: Juan de Colón y Constanza de Colón. Los dos siguientes los obtuvo D. Celso de un cartulario, libro del concejo, que él había adquirido,  en el cual encuentra dos documentos:  uno de Cristobo de Colón y otro de María Fonterosa (Fonterosa podría ser el segundo apellido de colon ), es a partir de aquí cuando comienza sus investigaciones, con estos tres documentos.
Estos hechos fueron comentados en el Café moderno de Pontevedra donde se juntaban  los intelectuales del momento (Castro Sampedro Folgar, Valle-inclán, La condesa de Pardo Bazán, etc.) y otras personalidades, entre ellos se encontraba Antelo Carmelo Castiñeira (secretario de la sociedad arqueológica de Pontevedra),  quien años más tarde encuentra más documentos donde aparecía el apellido “Colon” y se los entrega a Don Celso. Sea como fuere, la inquietud de don Celso, quien llevando tiempo dándole vueltas a las incongruencias manifiestas  en la historia del almirante, empieza a ver con más claridad lo inverosímil de las fuentes oficiales, llega a oídos de otras personas que irían aportando mas documentación sobre el origen de Colon.
Joaquin Nuñez, Notario, que conocía las investigaciones que estaba realizando sobre Colón le facilitó una serie de documentos, entre los cuales se encontraban dos: Bartolomé de Colón y Domingo Colón o Vello
Alfonso Eans Jacob, Notario, también le facilito por mediación de Casto Sampedro otros documentos.
La Sociedad Arqueológica aportó 4 documentos, de los 13, a la tesis de D. Celso.
Hay que indicar que ni Casto Sampedro, ni Carmelo Castiñeiras, ni el Café Moderno con su tertulia ni otras personas influenciaron a D.Celso para que iniciase sus investigaciones sobre Colón. Realmente, ya las había iniciado por su cuenta, si bien es cierto que obtuvo cierta ayuda en cuanto a aportación documental, pero no de motivación, indicación o investigación.

Como se ha indicado, Celso García de la Riega, el 20 de diciembre 1898 realiza una conferencia en la Sociedad Geográfica de Madrid. La conferencia tuvo un gran impacto por lo novedosa e innovadora pues hasta ese momento nadie discutía que Colón era genovés, aunque se sospechaba de muchos de esos documentos por falsos, la noticia de la nueva teoría llego hasta muchos países Americanos e incluso algunos cambiaron sus libros de texto diciendo que Colón era Gallego de Pontevedra, tuvo un gran éxito y todo el mundo esperaba la publicación del libro, el libro se publico en 1914 y D. Celso murió un mes después de la publicación a la edad de 70 años, curiosamente fue una vez muerto cuando empezaron a salir las impugnaciones y las descalificaciones del personaje, en vida su teoría fue elogiada y alabada aun habiendo sus dudas, desde la conferencia hasta la publicación del libro hubo cantidad de artículos en diversos periódicos nacionales e internacionales y se debatía el asunto, pero nunca hubo descalificaciones del autor ni mucho menos tacharlo de mentiroso, falsario, inventor de teorías basadas en la manipulación etc. Hay que ser cobarde y ruin para desprestigiar a un personaje después de muerto cuando ya no se puede defender.

Hoy en día es indiscutible con multitud de documentos que el apellido Colón existió en Pontevedra hasta finales del siglo XVIII, sin embargo se consiguió tapar esta prueba y con ello el asunto cayó en el olvido, a pesar del esfuerzo de otros muchos intelectuales no solo gallegos y españoles ( Lista defensores colonianos) en retomar la labor emprendida por Don Celso, fue tarea imposible por evitar la difamación. Lo que no consiguieron fue que Celso García de la Riega asestara un tremendo golpe a la teoría genovesa, la que quedó tocada y puesta en duda hasta nuestros días, prácticamente con los mismos argumentos esgrimidos por Don Celso en su conferencia y posterior libro.

A consecuencia de este duro golpe a la versión oficiosa, fueron muchos los que se preguntaron con más fuerza, donde había nacido y se había criado Colón, por el simple razonamiento básico, que en algún sitio tuvo que ser; todos ellos se hicieron la misma pregunta y llegaron al mismo razonamiento planteado por Celso García de la Riega:

¿Qué motivos tuvo Colón y sus allegados para querer ocultar de forma tan manifiesta su origen y patria?.

Una explicación que parece verosímil es que fuera judío, teniendo en cuenta el odio que se les tenía en su época.

Aparecen teorías de todo tipo y todo el mundo reclama a Colón como suyo, ante la evidencia de una versión oficial tan puesta en duda y a la tesis gallega apartada de manera premeditada.

En 1977 Alfonso Philippot Abeledo publica en el Faro de Vigo su primer trabajo “Don Cristóbal Colón de Soutomaior”, con una teoría totalmente inédita, Colón y Pedro madruga el famoso noble feudal gallego y/o portugués son la misma persona. En principio parece una historia fantasiosa parecida a las teorías levantinas, pero resulta que las piezas del rompecabezas empiezan a encajar, el documental probatorio gallego crece sin parangón conocido y continúa.

Philippot nos dice: La importancia de estos hallazgos nos indujo a revisar el testimonio de Lucio Marineo Sículo, del año 1530, y de la propia Academia de la Historia, llegando a la conclusión de que su nombre de pila completo era Cristóbal Pedro, tal y como refleja la abreviatura del polémico documento de 1496: XPº de Colón. Por otra parte, la cita de Marineo, “Petrum Colonum”, viene corroborada por el reciente hallazgo de un texto del gran humanista y sacerdote portugués Gaspar Frutuoso (1522-1591) en su obra manuscrita “Saudades da Terra”, publicada hacia 1580.

Recientemente Rodrigo Cota, escribe su primer libro “COLÓN, PONTEVEDRA, CAMINHA”, donde aporta una visión esclarecedora de la verdad, pero entre todas las pruebas indiciarias que refleja en su libro hay una que todavía retumba en el oído de los sordos.

Rodrigo Cota: “Casi cinco siglos antes de que Celso García de la Riega presentara sus trabajos sobre el posible origen pontevedrés de Cristóbal Colón y Alfonso Philippot hablara de su teoría, que sostiene que el descubridor y Pedro Madruga eran una misma persona, ya circulaba en la corte un texto que mantenía exactamente la misma tesis.

A principios del siglo XVI, pocos años después de la muerte del almirante, el rey Carlos V recibió como regalo un manuscrito satírico realizado por Francesillo de Zúñiga, su bufón. Se trataba de una crónica burlesca sobre los personajes de la corte y en general de la nobleza española, se aireaban los trapos sucios de muchos de ellos y se hacían 'afortunadas' comparaciones entre personas y animales u objetos.

Los Bufones eran generalmente plebeyos y su trabajo consistía en entretener al rey y a sus cortesanos. Para ello contaban con licencia para decir las verdades que otros no podían, siempre que lo hicieran con gracia. Los problemas para Francesillo comenzaron a raíz de la obra que nos ocupa, pues muchos de los aludidos, lógicamente, no veían con buenos ojos saberse ridiculizados ante el rey por un bufón. Francesillo murió asesinado, según todas las fuentes, por orden de algún noble que le pudo perdonar que hubiera puesto por escrito información inconveniente.

Con el tiempo la crónica fue pasando de moda y las copias del explosivo manuscrito quedaron dormidas hasta el año 1855, en que el afamado editor Ribadeneyra incluyó el texto en un tomo recopilatorio titulado 'Curiosidades Bibliográficas'.

Entre otras referencias a la familia Sotomayor destaca el siguiente párrafo:

"Iba también con su majestad monsieur de laxao, e contábale como don Diego de Sotomayor é el clavero de Alcántara e Rodrigo Manrique no tenían justicia para pedirle la encomienda mayor de la dicha orden, que él era aficionado a ser de ella, y más si le daban la encomienda mayor. Decíale también que don Diego de Sotomayor parecía hijo bastardo de Colón el almirante de Indias, é solicitador de la mejorada..."

Es preciso aclarar que Diego de Sotomayor de quien se dice "parece hijo bastardo de Colón" era en realidad hijo de Pedro madruga, lo que, como mínimo, demuestra que Francesillo y Philippot, con cinco siglos de diferencia sostenían que Colón y Pedro madruga eran una misma persona. También resulta sorprendente que Colón fuera el "solicitador de la mejorada", es decir, que era quien en vida había intermediado para que se le concediera a Diego de Sotomayor un ascenso, pues ¿qué hacía Colón ocupándose de un hijo de Pedro Madruga?.

Aunque los más escépticos puedan pensar que el testimonio de Francesillo puede ser resultado de una bufonada, deben tener en cuenta que toda la información que proporciona la obra sobre hechos y personas y, que hasta el momento se ha podido comprobar, se ajusta a la realidad. Así, cuando afirma en otros casos que alguien "parece hijo bastardo de alguien las genealogías confirman que realmente lo era. También los hechos que se narran son ciertos. La intención de Francesillo al escribir su obra no era la de informar al rey sobre personas o circunstancias que el rey desconocía. El rey sabía de sobra quién era cada quién y lo que había hecho cada cual. Lo que Francesillo hizo fue contar con humor la realidad pues a fin de cuentas se trata de una crónica, aunque sea burlesca. y poca gracia hubiera tenido para Carlos V leer hechos inciertos.

Pero hay más. El noble real del bufón era Francés de Navarra. El apellido Zuñíga (stuñiga) lo había tomado del duque de Béjar, Álbaro De Zúñiga y Sotomayor, a cuyo servicio había estado hasta ser reclamado por el rey. Y este sotomayor era pariente cercano de Pedro Madruga, y además ocupaba un cargo relevante en la orden de Alcántara, la misma en la que Diego de Sotomayor aspiraba a un encomienda, por lo que la información además de llegarle al bufón por su presencia constante junto a Carlos V, la obtiene de su cercanía a la familia Sotomayor.” Vuelvo a recalcar un pequeño detalle, Colón tuvo que nacer en algún sitio, de las teorías que existen solo una puede ser válida y en todo caso ninguna, habrá que conocer la verdad de un personaje de la transcendencia de Colón por encima de intereses oscuros, de momento las pruebas de adn han descartado claramente a tres teorías (genovesa, levantina y portuguesa). No se quiere cotejar el adn con muestras gallegas, a falta de una imposible partida de nacimiento (no era uso en la época) el coteje del adn será quien nos dé la razón o nos la quite como a los demás.

Nosotros, hace tiempo que superamos el debate sobre su lugar de nacimiento, nuestro convencimiento es absoluto. Nos dimos cuenta que al buscar en el lugar correcto todo encaja y resulta más fácil.

La cantidad ingente de pruebas, coincidencias y testimonios que nutren la tesis gallega, son de por sí una prueba científica (empírica).

....................................................................................................................................................................
BIOGRAFIA DE PERO ÁLVAREZ DE SOUTOMAIOR, I CONDE DE CAMINHA, ALTER EGO DE CRISTÓBAL COLÓN.


Como se ha dicho anteriormente Pedro Álvarez de Soutomaior es una de las figuras legendarias del medievo gallego; se desconoce su fecha de nacimiento, pero se sabe que fue en Pontevedra mientras que su muerte en extrañas circunstancias se fecha en 1486 en Alba de Tormes. Hasta ahí, la historia oficial de este personaje al que otros investigadores añaden nueva vida: según esas teorías, el conde de Caminha no habría caído víctima de una enfermedad o de una emboscada sino que desapareció adoptando una nueva identidad, nada menos que la de Cristóbal Colón.



Estudiaba para clérigo cuando su medio hermano lo instituyó heredero universal, y le hallamos ya en posesión de sus bienes en 5 Jun 1471. Consiguió de Enrique IV el título de Primer Vizconde de Tuy desde 1473, mientras que el rey de Portugal Don Alonso V, le nombró conde de Camiña. En 8 May 1482, renunciaba al vizcondado de Tuy y a las usurpaciones llevadas a cabo en su obispado tanto por él como por su medio hermano y antecesor; testó en Portugal, en el pazo de San Mamed, a 10 Jan 1486, mandando se le dé sepultura en el templo de Santo Domingo de Pontevedra; deshereda a su hijo mayor Alvaro porque dice que le tenía fortaleza y casa de Sotomayor, siendo causa del desfallecimiento de sus estados y de su vida, mandando "se contente con cinco reales" por toda herencia; que su hijo Fernando herede la villa de Camiña, e instituye por herederos de lo remanente de sus bienes a sus hijos.

En este mismo testamento, y además de numeroísimas mandas a sus pajes y escuderos, declara tener un hijo natural, llamado Pedro, y ordena se le dé cuanto necesite para criarse y educarse, dedicándole a la carrera eclesiástica. Del espíritu caballeroso de Hernán Yáñez da idea la forma en que se expresa con respecto a su hijo: [Ytem mando a Pedro de Sotomayor, mi fixo bastardo, que lo obe de una mujer que sabe bien su nombre, y quién ella es, Alfón García Dardán, mi escudero, y el dicho Rodrigo de Deza, mi sobrino, que le den al dicho mi fixo bastardo todas las cosas que menester obiera para se criar y con que de prenda en estudio porque es mi voluntad que sea fecho y se faga a bien y vista de Fray Esteban de Soutelo, maestro en Santa Teología, y del dicho Alfón García Dardán. Item mando que den a la madre de dicho Pedro mi fixo vastardo por el cargo que de ella tengo doscientos florines de oro y de la dicha ley y cuño de Aragón.] Parece ser que la madre de Pedro fue una doncella noble del linaje de los Vidal de Santiago.

"... Protegido por los Reyes de Portugal y de Castilla, casado con una rica hembra, investido por Enrique IV con su representación y amplios poderes para contener la arrogancia del Arzobispo de Santiago, como consta en la instrucción autógrafa dada por S.M. a Fernández Sardina, pudo don Pedro Madruga ser uno de los primeros personajes de su época y desempeñar altos y elevados cargos. Desde luego fue un gángster muy importante, como hoy, por ejemplo, lo son los grandes políticos norteamericanos, hombres decididos, valientes y con mínimos escrúpulos. Pero don Pero, como el Mariscal Pedro Pardo de Cela, son la genuina representación de aquella nobleza altiva y revoltosa, verdaderos simpáticos lobos, viviendo al día, ora poderosos, ora ocultos, indomables y fieros y poco legalistas. Si la Corona se oponía a sus deseos, luchaban contra ella y se quedaban tan satisfechos. Los labradores se alzaron contra los Señores, al mando de otro Señor, Alonso de Lanzós, contituyéndose en Hermandad en 1468.

Pero Alvarez de Sotomayor se retiró a Portugal, donde se casó, mientras alborotada el buen pueblo por la campiña gallega. Pero los Señores y el Arzobispo de Santiago, viendo que la situación era insostenible, llamaron a Sotomayor para que sofocase la rebelión.

Como era "muy mañoso e muy sotil e muy sabio en cosas de guerras", según Vasco de Aponte, Per Alvarez derrotó a los villanos en el primer encuentro. Intentaron éstos cortarle el paso junto a Pontevedra para que no se reuniera con los Arzobispos, pero él vadó el Lérez aprovechando la marea baja, y "porque iba muy feroz, nadie se ponía delante".

Unido a don Juan Pimentel, hermano del Conde de Benavente, venció a los de la Hermandad y les obligó a reconstruir las fortalezas que habían derribado. Pero pronto recomenzaron las discordias otra vez en Galicia, pues los señores amaban la guerra, hermosísimo ejercicio para un fijodalgo.

El belicioso Arzobispo Fonseca cercó la fortaleza de ALtamira de Lope de Moscoso, llamando éste en auxilio a sus deudos y amigos. Pero Sotomayor no acudía y era quien podía hacer levantar el cerco. Y cuando ya deseperaban de que llegase, amaneció éste con gran refuerzo, diciendo: "Parientes e amigos, a tales bodas como aquestas no era razón qeu se hicieran sin mí, vayamos a ellas y sea presto."

Sufrieron las tropas del Prelado vergonzosa derrota y Fonseca tuvo que desfogar sus ansias de venganza con sus satisfechas concubinas. Pues Sotomayor vivo no había que pensar en el desquite.

Por esta época fue cuando el Rey de Portugal otorgó a don Pedro, que era ya Vizconde de Tuy desde 25 de julio de 1473, el Condado de Camiña, haciéndole merced del Don, que usó siempre entonces.

Motivos tenía don ALonso V para querer congraciarse la buena voluntad de la nobleza gallega, pues a la muerte de Enrique IV de Castilla, casi todos se declararon por él, como prometido de doña Juana de Beltraneja, presunta hija del Monarca castellano. A la cabeza de este movimiento se puso do Pedro, a quien comenzaban a llamar Madruga, ya porque amanecía en un punto cuando había pernoctado en otro, ya "porque madrugaba mucho cuando facía sus cabalgadas", como dice Aponto..." "... Don Pedro fue fiel al de Portugal siempre, aunque, claro está, barriendo para casa, y por eso aprovechó los disturbios producidos por la guerra entre los partidarios de la Beltraneja, apoyada por loslusos, y doña Isabel de Castilla, para apoderarse de la ciudad de Tuy. Para procurarse armas, recurría a mil ardiles, como el que se relata en una cónica que hallamos en el archivo de los Duques de la Roca (Archivo de los Duques de la Roca, Casa de Sotomayor, legajo 19, número 41). En él relata cómo "la causa por donde se lebantó fue que ha venido a protar a la ría de Vigo, cerca de (Casa de Don Pero), una nave de unos germnaos que trahían 180 mosquetes o arcabuces, y él pidió se los vendiesen y ellos no quisieron, y usó de un disfraz para hurtárselos, que es le siguiente: Mandó en la playa de igo hacer unas fiestas en que con danzas de espadas desnudas y corriendo patos salieron los germanos a ver la dicha fiestas, y después que fueron en tierra todos con barcos qeu tenía, mandó disimuladamente a un Capitán suyo, llamado Pedro Veloso, natural de Bayona, y cogió las dichas armas, y con ellas hizo grandes locuras". Estas locuras fueron que en menos de dos años se apoderó de Bayona, y Monte del Buey, que eran de la Corona, y de Pontevedra, Padrón, Redondela, Vigo y Caldas, que eran del Arzobispo de Santiago.

Tomó el castillo de Sobroso a García Sarmiento, enemigo declarado de su linaje, y guarneciendo bien sus posesiones, incluso, según algunos, se proclamó Rey de Galicia, hipótesis poco plausible, pues Madruga era práctico e inteligente y sensato en medio de su belicosidad.

Este estado de cosas decidió a los Reyes Católicos a mandar una flota para poner Galicia en orden. Por promesas y medio a los Monarcas, muchos caballeros abandonaro al fiero Sotomayor. Le traicionó hasta su viejo conmilitón el Conde de Altamira, Lope de Moscoso, a quien más de una vez salvó la vida. Dos años mantuvo don Pedro sus plazas fuertes, y por su parte, encerrado en Pontevedra, resistió el asedio, haciendo frecuentes salidas para abastecer la plaza. Dos veces tuvieron los de la Reina Isabel que levantar el cerco, sacando "poca honra de todo esto". Trataron de asesinarle, pero Madruga les "madrugó" siempre.

Los caballeros adictos a los Reyes Católicos, si bien no seguían ya la bandera de don Pedro de Sotomayor, no eran tan maleables como suponían el Conde de Benavente y don Ladrón de Guevara, agentes de los Monarcas. Así es que en los períodos de tregua estaban en inteligencia con Madruga; esto fue lo que le perdió, pues yendo a visitar a Lope Sánchez de Moscoso, fue preso por el Conde de Benavente, que no admitió ni los rehenes ni el dinero qeu ofreció por su rescate.

Para evitar que forzaran por las armas su rescate, Benavente le llevó a Orense. Pero nadie le ayudó, a él, que tan leal había sido con sus amigos. "En verdad, dice Aponte, lo juro, que si el Conde de Camiña estuviera suelto y viera ir preso a cualquiera de los señores que había en Galicia por la tierra que lo llevaron a él preso, que lo librare y tomara aunque el Conde de Benavente lo llevara con dos tanto de gente."

Un amigo muy leal y muy poderoso quedábale, sin embargo, al Conde de Camiña. Era éste el Rey de Portugal, que, teniendo en su poder a dos caballeros muy principales de Castilla, ofreció su libertad a cambio de la de don Pedro.

Después de un año de cautiverio, salió de su prisión el Vizconde de Tuy, hallando al Arzobispo dueño de Vigo y Pontevedra; a Guevara, apoderado de Bayona, y no contando por suyas más que Salvatierra, Sotomayor y Fornelos. En una montaña frente a Sotomayor había edificado el Arzobispo Fonseca un fuerte que dominaba el castillo y dos torres guardaban la entrada del puente de Sampayo. Las represalias que ejerció el de Tuy fueron feroces. Ora vencedor, ora oculto o viviendo disfrazado entre sus enemigos cuando éstos lo creían más distante, los senderos de la montaña, las asperezas del suelo servían sus planes. Recobró varias plazas, y pretendiendo a García Sarmiento, puso nuevamente cerco a la fortaleza de Sobroso, que jamás se rindió, originando esta singular resistencia de una plaza cuyo señor padecía estrecho cautiverio, innumerables fábulas y leyendas. Defendía el castillo, según Aponte, Lope de Avalle, cuñado de García Sarmiento.

El Conde de Camiña extendió un repostero a las puertas de la fortaleza; puso sobre él a García Sarmiento: "¿Veis a nuestro Señor?", les decía; "Si no me dais la casa, cortarle he la cabeza". "¡Ah!, fidalgos, exclamaba Sarmiento, dade esa casa y no moriré."

Esta operación se repitió varias veces, y el tozudo defensor del castillo respondía siempre con fiereza: "Bien lo podéis matar, pero aquí no entraréis." Sin embargo, Camiña no llevó a cabo su amenaza. Según Zurita, por esta época Pedro Alvarez de Sotomayor disponía de 300 lanzas y 5.000 peones. Interrogado por algunos sobre cuál era su objeto al destruir tanta fortaleza y dejar sin aparo a más de una noble familia, solía contestar con arrogancia: "En Galicia, con mi casa de Sotomayor queda bastante."

Necesitando subsidios y haciendo ya largo tiempo que nada cobraba por la ciudad de Tuy, resolvió Madruga apoderarse de su Prelado, do Diego de Muros, y aprovechado la coyuntura de haberse éste trasladado a Bayona por motivos de salud, lo hizo prender su Capitán Pedro Veloso, que ya conocemos. La indignación del Cabildo de Tuy se traduce por un documento en el cual dicho Cabildo acuerda "que nunca ningún descendiente de Veloso, Capitán del Conde de Camiña, pudiese tener bienes en la dicha iglesia, y sobre esto hicieron todos juramento poniendo las manos sobre el pecho".

Entretanto, do Pedro no soltaba al Obispo, llevándolo en su retaguardia y tratándolo muy mal de palabra y de obra. Los escasos amigos de Madruga no cesaban de aconsejarle que se deshiciese del Prelado, metiéndolo en una mazmorra, o que le retableciese en su sede contoda clase de honores, pues era vengativo el de Muros. Y más duramente se expresaba aún Suero Gómez de Sotomayor, que decía a Madruga: "Señor primo, haced de dos una, o tomad a este Obispo y ponedle a la Seu de Tuy tan honradamente como nunca trujeron Obispo y despedid de vuestro servicio quantos le prendieron o tomadlo y echadlo en un pozo, porque los Mortos no saben falar a este Obispo es muy falsa besta" (Vasco de Aponte, Manuscrito "Linajes de Galicia, folio 188 v.) No eschuchó a nadie Madruga, y no soltó a don Diego de Muros hasta que éste se resolvió a ceder pechándole algo. Setecientos mil maravedís costó al Obispo su rescate, lo cual ocasionó el dicho que se atribuye al Comendador Saldaña, refiriéndose a la curación de este prelado durante su andariego cautiverio, "que lo mismo daba haber pagado por ella a don Pedro de Sotomayor qu a un físico cualquiera".

Habiendo los Reyes Católicos ordenado que se persiguiera a los malhechores que asolaban el reino de Galicia, don Pedro hizo correr la voz de que él defendería a cuantos se acogiesen a su persona o tomaran su servicio. Pero como, por lo visto, no fue el único que los protegió, abierta o encubiertamente, enviaron los Reyes a don Fernando de Acuña, nombrándole Virrey y ordenándole que pacificase el reino, usando del mayor rigor para acabar de una vez con los desórdenes de aquel rincón de España.

La primera persona con quien tuvo que habérselas el Virrey fue con don Alonso de Fonseca, Arzobispo de Santiago, que, acostumbrado a tomarse la justicia por su mano, quiso impedirle qu entrase en Santiago. Don Pedro Alvarez de Sotomayor, al ver el giro que adquirían las cosas, sobre todo desde la prisión del Obispo de Tuy, había mandado a su doña Teresa de Tavora a la Corte para que tratara de sincerrarle cerca de los Reyes y explicase las extravagancias de su conducta. Muerto el Conde de Lemos, que siempre le había protegido, no quedando definitivamente por suyas más fortalezas que Salvatierra, Sotomayor y Fornelos, sitiado en esta última por varios señores, entre los que se hallaban Lope de Avalle y su hermano, García Sarmiento y Lope de de Montenegro, todos encarnizados enemigos suyos, viendo el ejemplo de la suerte cabida al Mariscal Pedro Pardo de Cela, ajusticiado en Burgos, resolvió don Pedro trasladarse en persona a Salamanca, pues las gestiones de doña Teresa ante los Reyes no daban resultado.

Esta señora, considerando perdida la causa de su marido, pidió a los Reyes que dejaran disfrutar de los bienes de la casa a su hijo don Alvaro, lo cual le fue concedido sin duda, porque don Alvaro, aún mozo, no habfa tomado parte en las conspiraciones y revueltas qeu trastornaban a la nobleza gallega, salvando de ese modo los estados de Sotomayor de una confiscación que parecía inevitable.

Requirió don Alvaro a su padre para que le diera posesión de las fortalezas, y don Pedro recibió a la gente de curia amenazándola "con romperles un palo en la cabeza". Entonces don Alvaro, siguiendo las secretas instrucciones de su madre, que veía a su marido perdido y quería, por lo menos, salvar la legítima de sus hijos, usó de un ardid para penetrar disfrazado en la fortaleza de Sotomayor, plaza que creía inexpugnable, y una vez de ella, se dio a conocer a sus criados, descubriéndoles el gran favor recibido de los Reyes. Obedecieron éstos, unos por su grado y otros a la fuerza, y encolerizado Madruga, fue a pedir socorro al Conde de Altamira. Prometióle éste cuanto quiso, pero recibió de la Corte orden de estarse quedo y de dejar que los acontecimientos siguieran el curso que habían tomado.

Antes de trasladarse a Salamanca, el Conde de Camiña hizo un testamento (de fecha 10 de enero de 1486), en el cual deshereda a don Alvaro y "le manda que se contente con cinco reales, por haber sido desobediente, haberse levantado contra él, haberle tomado la fortaleza y casa de Sotomayor, ser causa del desfallecimiento de sus estados, apocamiento de su vida y causa de su muerte".(En otro testamento, otorgado mucho antes en Tuy, ante Suero Pérez, el 15 de Diciembre de 1476, se titula Conde de Camiña, Vizconde de Tuy, Mariscal de Bayona, y de esos títulos hace mayorazgo en su hijo Alvaro. Nombra por hijos a Diego, Alfonso, Mayor y Constanza) Los parientes de Madruga tenía en la Corte veían mal remedio a estos sucesos, y aunque el Duque de Alba habló en favor suyo a los Reyes, no pudo conseguir nada de ellos. Esta y otras causas motivaron que, abatido por la adversidad, abandonado por aquellos a quienes tanto favoreciera, soportando mal desdenes, y no pudiéndose resolver a humillar la cabeza para suplicar, él, que acostumbraba a imponer sus voluntades, manteniéndolas con la fuerza de las armas, aniano, achacoso y enfermo, falleció don Pedro Alvarez de Sotomayor en el monasterio en que se hospedaba en Alba de Tormes, lejos e su país natal, de aquellas montañas de Galicia cuyas asperezas se amoldaban mejor a la noble altivez de su carácter. Muchos han querido atribuir esta muerte a la justicia de los Reyes Católicos, que, según algunos cronistas, le mandaron dar garrote en el propio monasterio que le servía de asilo; pero no es admisible esta versión, pues no faltaban otros medios menos rastreros para deshacerse del Conde de Camiña, y es más de suponer que el caudillo audaz, el águila salvaje, rotas las alas y cortadas las garras, no pudiera sobrevivir al rigor de su desgracia."

El Conde de Camiña fue un título creado por Don Alfonso V, Rey de Portugal por carta de 5 de Julio de 1476 a favor de Pedro Alvarez de Sotomayor . En 1486 se fecha la desaparicion de Pedro Álvarez de Soutomaior.

....................................................................................................................................................................
EL APELLIDO FONTEROSA
Una parte de la teoría del Colon gallego menciona ”fonterosa”  como segundo apellido del navegante.
Esto se apoya en que en la provincia de Pontevedra, en Galicia, desde 1428 a 1528, es decir, una generación anterior a la del Almirante y en la que él perteneció, aparece en Pontevedra su apellido unido a nombres propios, de casi todas las personas que formaron su familia: Domingo Colón el Viejo, Domingo Colón, Cristóbal Colón, Bartolomé Colón, Juan Colón, Diego Colón, Blanca Colón y, aparecen juntos los dos apellidos de Colón y Fonterosa en el mandato del pago relativo a servicio especial.
En presencia del acuerdo del Concejo de Pontevedra, el 29 de julio de 1437, se manda a pagar 24 maravedíes viejos a Domingo Colón y a Benjamín Fonterosa. Esto hace pensar en la asociación para negocios o de intereses entre ellos posiblemente esta asociación podrí haber desembocado años mas tarde en un matrimonio entre los hijos, y he aquí el medio más sencillo para explicar el hecho de que el Almirante tuviera por padres a un Colón y a una Fonterosa. Podría ser, que unidos por los negocios estos amigos, enlazaran por un matrimonio sus familias, casándose un hijo de Domingo con una hija de Benjamín, de los que resultarían los Cristóbal y los Diego Colón y Fonterosa.
De los mencionados documentos, resulta que el Domingo de Colón, a quien se refiere, era un modesto comerciante, de origen humilde. Y por otra parte el apellido Fonterosa aparece en la provincia de Pontevedra con los nombres Jacob el Viejo, otro Jacob el Benjamín; la madre de Colón se llamaba Susana, por lo que posiblemente se trate de una familia de origen hebreo.
Si el Almirante fuese hijo de ellos, no sería absurdo suponer que las preocupaciones sociales de aquellos tiempos, fueron motivos bastantes para obligarle a ocultar su origen. Recordemos que en esa época la sociedad era muy clasista y existía una persecución contra los judíos.

4 comentarios:

sonia barja dijo...

BRAVO,BRAVO,BRAVO...

COVER - Concesionario Peugeot Pontevedra dijo...

Excelete repaso histórico, bien explicado y resumido.

Anónimo dijo...

Buen trabajo de síntesis y explicación clara, por mi parte me gustaría que hicieras una rectificación, que es muy posible que no sea culpa tuya y que esta muy extendida. Por el bien de la verdad histórica conviene que lo sepas y que rectifiques si quieres.
El primer documento, 1892, con el que se encuentra D. Celso es el aportado por D. Luis de la Riega, tío de D. Celso murió en 1898 y trabajo con D. Celso en la Sociedad Arqueológica de Pontevedra, que a su vez lo obtuvo de Telmo Vigo cuando escribía el “Río Lérez” descripción del paisaje, leyendas, personajes..Etc este documento es el Aforaminto de una finca por parte del Monasterio de Poio a favor de: Juan de Colón y Constanza de Colón
Los dos siguientes los obtuvo D. Celso de un cartulario, libro del concejo, que él había adquirido en 1889, en el cual encuentra dos documentos: Cristobo de Colón y otro de María Fonterosa, es a partir de aquí cuando comienza sus investigaciones, con estos tres documentos.
Joaquin Nuñez, Notario, que conocía las investigaciones que estaba realizando sobre Colón le facilitó una serie de documentos, entre los cuales se encontraban dos: Bartolomé de Colón y Domingo Colón o Vello
Alfonso Eans Jacob, Notario, también le facilito por mediación de Casto Sampedro otros documentos. La Sociedad Arqueológica aportó 4 documentos, de los 13, a la tesis de D. Celso.
Ni Casto Sampedro, ni Carmelo Castiñeiras, ni el Café Moderno con su tertulia influenciaron a D.Celso para que iniciase sus investigaciones sobre Colón, ya las había iniciado por su cuenta, si bien es cierto que obtuvo cierta ayuda en cuanto aportación documental, pero no de motivación, indicación o investigación
Es decir, que este párrafo presenta algunas equivocaciones “Es en 1892 es cuando un intelectual gallego, Celso García de la Riega, repasando los apuntes de su tío abuelo ya fallecido, sobre el río Lérez y sus bellezas se encuentra unos testimonios de varias personas ancianas que aseguraban que cerca del arrabal de la moureira en Pontevedra, concretamente en la finca de “la puntada”, una casa que existía y aún existe cerca de un cruceiro (A casa da crus) había nacido el gran Almirante de las Indias, que así se lo habían transmitido durante generaciones de padres a hijos; este hecho fue comentado en el Café moderno de Pontevedra donde se juntaban los intelectuales del momento (Castro Sampedro Folgar, Valle-inclán, La condesa de Pardo Bazán, etc.), entre ellos se encontraba Antelo Carmelo Castiñeira (secretario de la sociedad arqueológica de Pontevedra), quien años más tarde encuentra el primer documento donde aparecía el apellido “Colon” se lo entrega a Don Celso (luego aparecerían muchos más), quien llevando tiempo dándole vueltas a las incongruencias manifiestas en la historia del almirante, empieza a ver con más claridad lo inverosímil de las fuentes oficiales.”

javiermirma dijo...

Gracias a un comentario anónimo se han corregido algunas imprecisiones relativas a los primeros documentos obtenidos por D. Celso y a su motivación inicial por la investigación. Agradezco el comentario.